7 razones para hacer un voluntariado internacional si eres universitario 

¿Estás en la universidad y tienes ganas de vivir experiencias que no olvidarás? ¡En este artículo quiero ofrecerte algunos consejos para que tu época universitaria sea de lo más fructífera!

¿por qué la universidad es uno de los mejores momentos para hacer un voluntariado?

Recuerdo la escuela como una época muy divertida, de grandes cambios. Sí, he dicho que la recuerdo como una época divertida, pero también un poco largasealed. Los horarios nunca cambian, las mismas asignaturas cada año, los mismos profesores, los mismos amigos…al final ya empezaba a tener ganas de cambio. ¿Te está pasando a ti?

La universidad aparece en el momento más buscado, es el cambio deseado por muchas chicas y chicos como tú. Es el momento donde empiezas a decidir tu futuro, empiezas a viajar con amigos, sales allí, conoces gente…. Descubres sentimientos y pensamientos nuevos cada día. Es una época de maduración y de libertad  absoluta. ¡Es maravilloso!

Me acuerdo del primer día de universidad, con miedo de no conocer a nadie, de estar sola… ¡y me paso todo lo contrario! Curioso, ¿no? Nuevas amistades, nuevas asignaturas, horarios diferentes… sientes que tú controlas tu tiempo.

¡Tenemos que aprovechar esta época para hacer algo grande! Algo que podamos recordar toda la vida de nuestra etapa universitaria. Y, ¿por qué no hacer un voluntariado internacional?

 

Estas sensaciones de libertad me ayudaron a crear y a vivir sueños muy especiales. ¿Piensas que ahora puede ser el momento? ¡Sigue leyendo!

En este artículo queremos animarte a aprovechar el tiempo haciendo voluntariado. ¡Por esto te mostramos 7 razones para que te decidas a hacerlo ya!

1) ¡Aprovecha el tiempo al máximo! Me acuerdo de que en mi época  universitaria tenía muchas vacaciones. Las vacaciones de después de los exámenes, las vacaciones de verano, y algunas otras vacaciones que me diseñaba a mi medida. ¡Qué suerte tenía!

Es un momento en el que el tiempo no tiene límites, hay espacio para todo.

Las vacaciones son un buen momento para plantearte un voluntariado internacional.

Piénsalo, ¡ahora es el mejor momento!

 

2) Un objetivo: siempre es importante perseguir objetivos en la vida. A veces tenemos muchas metas, muchos pensamientos, pero nunca llegamos a ponerlos en práctica. Tener como objetivo hacer un voluntariado internacional puede ser una manera de sentirse híper motivado para sobrellevar todo el año de los estudios. Es la mejor recompensa que podrías soñar.

Por ejemplo, imagina que estás en tu casa. No puedes estudiar y mañana tienes el examen. Si suspendes tendrás que estudiar todo el verano para la recuperación…

¡Alto! ¡Pero si me voy de voluntariado! Motivación al 100%!

 

3) Currículum: realizar un voluntariado siempre ha sido visto como una forma de involucrarse con el mundo. Saca a la luz valores como el respeto y el trabajo en equipo, valores que comparte voluntarios viajeros también. 

Actualmente las empresas se interesan por personas que tengan un recorrido social y de compromiso por una causa.

 

4) Nueva red de contactos: Conocer gente nueva siempre es positivo. En la universidad empiezas a poner en práctica tus habilidades sociales, conociendo a muchas personas de golpe. Utiliza estas habilidades para realizar un voluntariado. Te reportarán muchísimos conocimientos diferentes que podrás aplicar en un futuro trabajo.

 

5) Implicación como valor principal: Los humanos somos seres sociales por naturaleza. La preocupación por nuestro entorno, por las personas queridas, es un sentimiento natural. Pero se tiene que trabajar, llevarlo a la acción. Implicarte con una causa conlleva responsabilidad y este es un valor indispensable que en un futuro te dará muchas recompensas. La labor de nuestros voluntarios genera un clima de colaboración y de entusiasmo que motiva a todo el equipo humano a un compromiso mayor por la causa.

 

6) Deja tu huella. Allí donde vayas, serás recordado. Cuando las cosas se hacen con amor y con pasión, siempre se obtiene algo positivo. Muchas de nuestras personas voluntarias cuando vuelven de su voluntariado se sienten así. Recuerdan todas y cada una de las sonrisas de los niños, los abrazos, los agradecimientos… es imposible olvidarse de una experiencia así.

Daniel y Mireia viajaron a Argentina a hacer un voluntariado universitario y allí vivieron una experiencia inolvidable.

Trabajaron en un proyecto de acompañamiento escolar y desarrollo comunitario.

De esta experiencia se llevan muchos amigos, pero sobretodo mucho amor.

 

7)Busca inspiración:  En la sociedad en la que vivimos estamos muy acostumbrados a mantener un ritmo rápido e inmediato. Tomamos decisiones sin pensar y no acabamos de encontrar nuestro sitio. En la universidad te surgen algunos miedos como ¿habré escogido bien la carrera? ¿Aprobaré el examen? Ser voluntario es una buena manera de parar y buscar inspiración. No dejes que los miedos te paralicen y nunca lo olvides, “quien mira hacia fuera, sueña”.

 

Por cierto, soy Marta, de Voluntarios Viajeros 😉
Contacta conmigo si quieres charlar sobre voluntariado.
Un abrazo!

contacta:

Si quieres un trato personalizado en función del voluntariado que elijas, escríbenos y te ayudaremos en todo lo que quieras.

Nuestro horario de oficina es de lunes a jueves de 9:00h a 18:00h y los viernes de 10:00h a 14:00h.

¿Dónde te gustaría hacer un voluntariado? (obligatorio)

Ley de Protección de Datos (obligatorio)