MARTA MALDONADO

 

Ella es Marta Maldonado, tiene 35 años y vive en Madrid, trabaja en una empresa del Grupo Maldonado.  Marta, junto a Begoña e Inma, realizaron su voluntariado mediante el programa de empresas de Voluntarios Viajeros. 

 Su voluntariado se realizó entre el 29 de diciembre de 2018 y el 15 de enero de 2019 en la Fundación Cepas de Chile. 

¿Qué has aprendido a través de esta pasantía? ¿Puedes resumir o enumerar las tareas que has desempeñado, y cuáles son las que más te han gustado?

He aprendido a ver la organización de jardines infantiles, la coordinación en los centros, la educación impartida basada en los valores, los sentimientos, el respeto y la familia. El esfuerzo que deposita cada miembro de la fundación y los centros para
postular en proyectos y poder obtener recompensas para los niños.

Hemos ayudado en tareas de limpieza de patios para que los niños tuvieran un espacio más saneado y pudieran disfrutar mejor de su tiempo de recreo. Hemos pintado paredes para darle un cambio de aspecto en color y mayor luminosidad, y limpieza del espacio.

Hemos realizado dibujos en toda una pared de entrada al centro de Pindal para dar una bienvenida más agradable y mayor armonía a todos los niños. Hemos estado creando murales, realizando todo tipo de dibujos y colorearlos en varias técnicas, para adornar todo el centro de Buen Retiro y hacer más acogedora la estancia de los niños en clases y pasillos.

Hemos destinado bastante tiempo a realizar tareas de ocio con la casa Club del CRIC, donde acuden niños de más avanzada edad en un sector bastante vulnerable por la droga y la falta de recursos. Allí también pintamos un mural en la pared con un mapa de Chile y otro de España donde se abrazan mediante un arco iris; la petición del dibujo fué de los propios niños, ya que querían tener un recuerdo de España y de nuestra visita y tiempo dedicado a ellos.

Hemos realizado visitas a niños con discapacidad, directamente en sus domicilios, hemos estado ayudando en actividades para el desarrollo del niño. Hemos realizado tareas de fomento lector con el Biblio-bus, a sectores con poca comunicación, y a diversos jardines infantiles con la colaboración de un autor de libros.

Hemos visitado una exposición de cerámica el centro cultural del Pabellón 83, y nos han hecho una degustación del cóctel minero, gastronomía típica de la época de la minería..

¿Estás satisfecha con la experiencia? ¿Era lo que esperabas? ¿Qué ha ido bien, qué podría haber ido mejor?

Estoy muy satisfecha de mi experiencia de voluntariado en Chile, al margen de que no hemos podido llevar a cabo 100% el objetivo marcado desde un inicio del programa de voluntariado, ya que era el cuidado personal y directo con los niños.

¿Te gustaría seguir colaborando con Comparte cuando te vayas? ¿Cómo piensas que puedes seguir ayudándonos?

Creo que explicando la experiencia vivida a mis seres más queridos, amigos y compañeros, intento transmitir el valor de poder ayudar a aquellas personas que necesitan más recursos de los que pudieran disponer. Para mí ha sido una experiencia enriquecedora.

Aspectos más destacados de prácticas

La organización de los centros. El programa educativo en valores. El afecto y la cercanía de todos los que forman parte de los jardines infantiles hacía los niños. Se respiraba en el ambiente y se veía en cada gesto, la dedicación y vocación nata de cada  educador.

La colaboración con los niños de mediana edad, ya que me dí cuenta de la importancia de este tipo de centros en localidades muy vulnerables donde los niños son el blanco fácil del arrastre hacía el camino de las drogas y la delincuencia. La brillante tarea que desempeña el departamento de inclusión con los niños con discapacidad, tanto en el mismo centro de Grillito, como el desplazamiento a los domicilios.

¿Esta experiencia cambió tus metas para el futuro y, en caso afirmativo, en qué aspectos?

 Esta experiencia me ha animado a seguir colaborando y haciendo voluntariado allá donde pueda ir y necesiten de ayuda en cualquier aspecto. Considero que hace crecer personal e interiormente al ser humano; Ver otro tipo de realidades fuera de tu entorno más común. Conocer otras culturas, su forma de vivir, su forma de pensar, su manera de cocinar, sus palabras más cotidianas, su jerga familiar, como cuentan sus historias, las de sus familias, son capaces de recordar tragedias con sonrisas en sus caras, como hacer de un día triste…un día alegre, como ven la vida desde otro prisma, como no se dejan arrastrar por un estrés de ciudad y seguir la corriente de una sociedad, como poder transformar la realidad y que todo sea bonito y brillante, y que las penas y las tristezas queden en un segundo plano si cabe, o se puedan llevar a los recuerdos olvidados para empezar de nuevo todo.

¿Le recomendarías esta experiencia a un amigo? ¿Por qué?

 Si, lo hago constantemente, ya que para nosotras ha sido una experiencia de 10!

Tanto en el ámbito de la colaboración como en el ámbito más familiar de la familia que nos ha acogido como si fuéramos conocidos de toda la vida.

¿Qué te ha aportado esta experiencia personal y profesionalmente?

Conocer diferentes realidades, vistas desde diferentes prismas y afectada por diferentes sentimientos. A nivel personal me llevo una grata satisfacción de haber podido conocer y compartir todos los días de nuestro viaje con la familia de Katthy y Cristian, y sus dos hijos Paula y Diego. Ha sido increíble!

Desde el primer día sentimos que nos conocíamos desde siempre, y hoy ya tenemos un lazo para toda la vida, ya que forman parte de nuestra familia. Brutal experiencia de haber podido conocido todo lo que tiene Lota y Coronel al mínimo detalle, excursiones, cultura, ocio, gastronomía, naturaleza…. no nos faltó nada por conocer.

Profesionalmente me quedo con el gran compañerismo que hay entre todos los miembros que forman Fundación Cepas, el cariño, el aprecio, el apoyo que siempre tienen presente. Sobretodo me quedo con la implicación de cada uno y por el esfuerzo e ilusión por el que trabajan todos los días para tener un futuro mejor para
todos los pequeños y que no les falte de nada, dentro de las posibilidades, y sobretodo por los valores que enseñan día tras día que hacen de los pequeños, mejores personas.

¿Qué opinas del alojamiento, comida, transporte?

El alojamiento no podía haber sido mejor. Katthy nos puso a nuestra disposición 2 habitaciones enteras para nosotras.
La comida excepcional! Alimentos deliciosos, vino riquísimo, y tradiciones algo diferentes, pero todo brillante. El transporte genial, empleamos el coche con Katthy y de allí utilizábamos la micro, lo mejor siempre fue las indicaciones de las compañeras “las tías” para no perdernos. Cogíamos sitios de referencias, y llegamos a todos lados a la perfección.

¿Cómo ha sido la relación con la población?

Genial!!! Muy buena acogida, con intercambio constante de experiencias culturales tanto de España como de Chile. Cosas diferentes y sorprendentes por ambas partes, pero con muy buen recibimiento, siempre.

¿Qué te llevas de esta experiencia?

La ilusión de conocer un país nuevo, una cultura diferente, una experiencia inolvidable, una mochila llena de cariño y bonitos recuerdos, un puñado de sonrisas de los niños, eternos abrazos diarios que perduran en el tiempo y un lugar donde volver a visitar con más tiempo y hacía el sur, con nuestra nueva familia, Katthy,
Cristian, Paula y Diego.

¿Qué crees que has dejado?

Recuerdos en forma de dibujos en todas las paredes de aquellos centros donde pintamos, que cada día podrán recordar por un momento nuestra estancia allí.

El sentimiento de colaboración por parte de alguien ajeno a la fundación sin ánimo de lucro, solo el poder ayudar ya reconforta.
Un lazo familiar de unión para siempre.

¿Puedes resumir en una frase la experiencia vivida?

Volvería cien millones de veces más, sin pensarlo! Gracias por la oportunidad!

Así fue el voluntariado internacional de Marta en Chile. Su principal tarea fue el acondicionamiento de los espacios infantiles para que las niñas y niños pequeños puedan estudiar en mejores condiciones. 

La ilusión de conocer un país nuevo, una cultura diferente, una experiencia inolvidable, una mochila llena de cariño y bonitos recuerdos, un puñado de sonrisas de los niños y eternos abrazos. Volvería cien millones de veces más, sin pensarlo! Gracias por la oportunidad!

Marta

conoce más sobre cepas

La Fundación CEPAS está en Chile

La Fundación CEPAS trabaja con los niños de Lota y Coronel en Chile, a 500 Km de Santiago. CEPAS apuesta por la implicación de toda la comunidad en el desarrollo infantil. Los centros de atención a la infancia y de refuerzo escolar que gestiona la Fundación, utilizan el desarrollo creativo de los niños como herramienta educativa.

plazas disponibles

niños ayudados

familias

socios y padrinos

contacta:

Si quieres un trato personalizado en función del voluntariado que elijas, escríbenos y te ayudaremos en todo lo que quieras.

Nuestro horario de oficina es de lunes a jueves de 9:00h a 18:00h y los viernes de 10:00h a 14:00h.

¿Dónde te gustaría hacer un voluntariado? (obligatorio)

Ley de Protección de Datos (obligatorio)

C/ Erasme Janer 8 bis 08001 Barcelona
Tel.: +34 93 302 62 27

jose.comunicacion@comparte.org

Voluntarios Viajeros

VOLUNTARIOS VIAJEROS ES EL
PROGRAMA DE VOLUNTARIADO
INTERNACIONAL DE LA FUNDACIÓN
COMPARTE.