TERESA

GALLEGO

Tere es docente y vive con pasión su profesión. Es extrovertida, dicharachera y muy divertida. Por eso ya sabíamos que iba a congeniar perfectamente con el carácter tan abierto y hospitalario del pueblo argentino

Tere hizo su voluntariado en la Asociación Crecer Juntos de Tucumán (Argentina) el mes de agosto del 2019.  Según sus propias palabras “todos los niños me han recibido con un cariño al que no estoy acostumbrada en mi Barcelona natal”.

1. ¿Qué has aprendido a través de esta pasantía? ¿Puedes resumir o enumerar las tareas que has desempeñado, y cuáles son las que más te han gustado?

He aprendido a tomar conciencia de la situación, ver que no era lo que había ido a hacer, proponer cambios, provocarlos, implementarlos. Todo ello acompañado de dudas, miedos, responsabilidad de si debo, de si es mi papel, de si no estaré no comprendiendo adecuadamente la situación y no me estaré haciendo cargo suficientemente.

a. He aprendido la importancia de darse, de compartir todo sin pensar como.
b. A empatizar con personas víctimas de violencia de todo tipo (tanto niños como adultas).
c. Admiro su poder, su fuerza de levantarse y seguir.

He realizado entre otras las siguientes tareas:

a) Colaborar con las madres en los hogares a realizar actividades ya preparadas.
b) Dar clases de repaso a niñas en la sede.
c) Impartir un par de clases de dudas a nivel de usuario de informática.
d) Impartir clases de Excel a una madre y una alumna.
e) Iniciar junto con Ivan, el trabajo con niños en la sede. Nadie se había ocupado, hasta entonces. (Como són los mas mayores y más “duros”, no nos proponían quedarnos con ellos.)
f) Pensar actividades para cada grupo de edad según el hogar.
g) Buscar materiales de reciclaje que puedan utilizarse en actividades. (Tarea recomplicada)
h) A colaborar con las tareas del hogar centro, repartir la comida, preparar las bolsas de alimentos, etc…

2. ¿Estás satisfecho con la experiencia? ¿Era lo que esperabas? ¿Qué ha ido bien, qué podría haber ido mejor?

a. Estoy muy satisfecha. No esperaba nada en concreto, y me llevo cariño, amistades nuevas, espero haber dejado sonrisas y el cariño con el que he tratado y sentido que los niños pedían. Ha ido bien porque creo que he sabido adaptarme a las necesidades y a la dinámica de cada hogar.

b. Podía haber ido mejor si hubiera sabido que necesidades tenían los niños, o los madres, que medios contaban y llevar planificado un poco más mi intervención. Creo que de conocer la planificación de actividades podría haber incorporado los recursos que hubieran demandado.

3. ¿Te gustaría seguir colaborando con Comparte cuando te vayas? ¿Cómo piensas que puedes seguir ayudándonos?

Claro que quiero continuar. El trabajo que he iniciado aquí no tiene que ver con el trato directo de los niños, que también, si no que he visto la necesidad de dejar una planificación de objetivos a tres meses, pactados con las madres de cada hogar, ¿y tengo la voluntad y el pacto? de hacer seguimiento desde Barcelona.
Crear y proporcionar un banco de actividades, de juegos, de vídeos que si se los proporcionamos a través de las voluntarias que vayan pude ser una fuente de recursos que ellas (las madres) vayan aprendiendo e incorporando a su quehacer diario con los niños.

Creo que hay otra línea de actuación que ellas trabajan porque la necesidad obliga, pero que tienen, creo, demasiada formación y que es el empoderamiento femenino de las madres.
Allí llegan, muchas quizá no todas, de procesos personales muy duros y con desestructura personal, familiar, que con el acogimiento del hogar y el cariño y respeto y comprensión de las otras madres les proporciona una via de subsistencia y de empoderamiento.
Es en este punto donde creo que deberíamos planificar algún tipo de intervención y proponérselo.

4. ¿Esta experiencia cambió tus metas para el futuro y, en caso afirmativo, en qué aspectos?

No tenía muchas dudas al respecto de continuar en Comparte, pero ahora con esta experiencia, si veo la necesidad de ocuparme de reforzar con materiales la actividad de las madres, de ayudarlas en su tarea diaria, de que sientan que no están solas. Las madres a veces están desbordadas por su realidad personal y la social es lo suficientemente dura y difícil como para no dejar que se desanimen.

5. Le recomendarías esta experiencia a un amigo? ¿Por qué?

Sí claro, exponerse a la incertidumbre siempre es aconsejable. Además incertidumbre y riesgo controlado, puesto que las madres con Adriana a la cabeza, en ningún momento dejan desatendida una necesidad. Están a todas para lo que se necesite.
La experiencia viene en la capacidad de adaptación y de comprensión de un medio completamente distinto en un entorno que a veces puede parecer hostil, por las condiciones, costumbres.

6. ¿Qué te ha aportado esta experiencia personal y profesionalmente?

Personalmente, recordarme que mi mundo, no es el mundo. Que las personas antes necesitan el amor y el respeto que un celular. Que aunque no estén muy organizadas, atienden con cariño y eso, los niños lo necesitan.

Profesionalmente, a reconocer habilidades que no suelo dar importancia que poseo y ver como otras personas me las demandas y reconocen. En mi entorno laboral estoy acostumbrada a que ninguna habilidad, o capacidad personal sea importante, todo es exigible, nada destacable.

9. ¿Qué opinas del alojamiento, comida, transporte?

El alojamiento ha sido correcto así como la comida y el transporte. En sus casas vivimos con sus costumbres, con su alimentación, con sus deficiencias y carencias. No es exigible nada más. Todo lo demás lo suplen con cariño y con ayuda en nuestras necesidades.
Prefiero la habitación que estuve, que si la hubieran adaptado a huéspedes, mas cómoda y con menos decoración privada.

10. ¿Qué te llevas de esta experiencia?

Creo que lo que más recuerdo de ellas es la fuerza, determinación, su lema que es su esencia: Con ternura venceremos.
De los niños las miradas y los abrazos sinceros, abiertos, desprovistos de interés.

12. ¿Qué crees que has dejado?.

Espero haber dejado alegría, respeto, ideas, propuestas. Me gustaria haber sembrado la semilla del vamos a hacerlo mejor, con entusiasmo y visión a largo plazo.

13. ¿Puedes resumir en una frase la experiencia vivida?

Esto es VIDA.

Lo que más recuerdo de las madres de la Asociación Crecer Juntos es su fuerza, determinación, su lema que es su esencia: Con ternura venceremos. De los niños las miradas y los abrazos sinceros, abiertos, desprovistos de interés.

He aprendido y entendido la necesidad absoluta de compartir, ayudar, motivar, emocionar, empatizar, dar mucho cariño y dar fuerzas para creer que se puede. Ha sido una experiencia vital increíble.

Noemí Martínez

conoce más sobre crecer juntos

La Asociación Crecer Juntos está en Tucumán, Argentina.

En el año 1993, 49 madres decidieron hacer frente al hambre de sus hijos y crearon la asociación Crecer Juntos. Atienden a los niños en sus propias casas a las que llaman “Hogares Centros”.

plazas disponibles

niños ayudados

familias

socios y padrinos

contacta:

Si quieres un trato personalizado en función del voluntariado que elijas, escríbenos y te ayudaremos en todo lo que quieras.

Nuestro horario de oficina es de lunes a jueves de 9:00h a 18:00h y los viernes de 10:00h a 14:00h.

¿Dónde te gustaría hacer un voluntariado? (obligatorio)

Ley de Protección de Datos (obligatorio)

C/ Erasme Janer 8 bis 08001 Barcelona
Tel.: +34 93 302 62 27

jose.comunicacion@comparte.org

Voluntarios Viajeros

VOLUNTARIOS VIAJEROS ES EL
PROGRAMA DE VOLUNTARIADO
INTERNACIONAL DE LA FUNDACIÓN
COMPARTE.